Noticias 625

Corpocesar en compañía de vigías ambientales inspeccionan la margen derecha del río Guatapurí para frenar la problemática socioambiental

Monitoreos permanentes, sanciones, vigilancia y control a las conductas ciudadanas y de empresas son algunas de las actividades que la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar, les reiteró a los habitantes de la margen derecha del río Guatapurí en su más reciente visita de inspección a la zona.

El constante depósito de escombros y material vegetal que depositan los ciudadanos y empresas de construcción motivó a la Corporación a verificar nuevamente el estado del afluente, principalmente en el sector habitable conocido como ‘margen derecha’, actividad que lideró Corpocesar y que contó con el acompañamiento de veedores ambientales como Luis Maestre.

“Corpocesar, a través de un programa de visitas de monitoreo, pretende ejercer las acciones de control dentro de sus competencias para la preservación y la corrección de las conductas en la margen derecha del río Guatapurí respecto de la indebida disposición de residuos de construcción y demolición que provienen de la ciudad”, expresó el jefe de la Oficina Jurídica de la Corpocesar, Carlos Julio Florez Pérez.

Desde el año 2018 la Corporación Autónoma Regional del Cesar impone sanciones a este tipo de conductas que con frecuencia son denunciados por medios de comunicación y veedores ambientales. Para Corpocesar esta es una problemática socioambiental que debe ser intervenida con decisión y para esto debe existir una articulación con los entes territoriales, empresas de servicios públicos y ciudadanía en general.

“Se debe buscar de una manera adecuada la aplicación de una política pública que derive en la adecuada disposición de los residuos de construcción y demolición, pero también propender por el mejoramiento de la calidad de vida de las personas que ven en esta disposición una oportunidad laboral”, agregó el jefe de la Oficina Jurídica.

Por su parte, el vigía ambiental Luis Maestre agradeció la invitación de Corpocesar para observar la problemática y de manera participativa encontrar soluciones prontas. “En más de cinco oportunidades hemos coincidido con Corpocesar para atender este llamado de las comunidades y de la sociedad civil para proteger la margen derecha del río Guatapurí”, manifestó el ambientalista.

Tanto Corpocesar como los veedores ambientales reconocemos en esta problemática una amenaza al ecosistema y a los seres que los habitan, por esta razón continuamos vigilando que estas conductas contrarias al medio ambiente no se repitan.

El representante de la ONG holandesa, Stiching Konfinanzas, Pablo Bejarano, también hizo parte de este recorrido. “Nosotros creemos que es la comunidad y la juventud la que tiene la gran responsabilidad de la solución. No solo las autoridades ambientales, ni el gobierno… uno siempre espera que los demás actúen. Esto no es de un grupo, es de que toda la población, especialmente los jóvenes, se apersonen del problema”, enfatizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *