Menu

A+ A A-

El más importante desafío para aumentar la competitividad en Colombia es resolver el problema de la informalidad, reiteró el Presidente Duque

  • Escrito por Super User
  • Categoría: Economía
  • Visitas: 63

duque_trabajo.jpg

“El más grande de los desafíos que tenemos, y que nunca suele estar en el primer lugar del debate, es la informalidad”, reiteró este jueves el Presidente Iván Duque, y advirtió que “la informalidad termina afectando estructuralmente la competitividad”.

Así lo señaló durante la presentación del Informe Nacional de Competitividad 2018-2019, elaborado por el Consejo Privado de Competitividad, que se realizó en el Club El Nogal, en Bogotá.

El Mandatario reiteró que el Estado debe buscar una salida a la informalidad e invitó a las empresas a que contribuyan en esta tarea que –dijo– redundará en un mayor crecimiento, en la generación de empleo y en el desarrollo económico del país.

Para ello, el Gobierno radicó ayer ante el Congreso de La República el proyecto de Ley de Financiamiento, que busca que las empresas tengan alivio en las cargas tributarias y propicien la formalización laboral, lo cual generará mayores niveles de crecimiento y disminución de la inequidad.

El Presidente explicó que con la Ley de Financiamiento se busca reducir la carga tributaria a las empresas, con el fin de que se generen nuevos empleos formales y se empiece a reducir la informalidad que tanto afecta los resultados de productividad y competitividad del país.

“Colombia es una historia positiva, pero es una historia que, a mi modo de ver, nos obliga a nosotros a sacudirnos, porque si seguimos con crecimientos por debajo del 3% nos vamos a encontrar con dos realidades y es que vamos a demorarnos más en ser un país de ingreso alto, y al no poder tener más inversión para hacer las transformaciones en digitalización y mejora del capital humano, muy seguramente vamos a estar afectándonos estructuralmente en la competitividad”, enfatizó.

Agregó que si queremos formalizar y lograr un desarrollo empresarial, no podemos seguir con el sistema tributario que tenemos.

“Un sistema tributario donde más del 75% del recaudo de impuesto de renta recae sobre menos de tres mil empresas. Un sistema tributario que no les permite a las empresas descontar el 100% del IVA que se paga por inversiones de capital. Y, adicionalmente, otra serie de impuestos en los cuales no hay deducciones, que también terminan generando una mayor afectación por vía de una tasa efectiva mucho más alta. Y me refiero, particularmente, a impuestos como el gravamen a los movimientos financieros, como el ICA”, indicó el Mandatario.

Subrayó que el país debe crecer por encima del 4% con miras a lograr un ingreso per cápita más alto, y que para lograr este objetivo hay que trabajar en la reforma del sistema tributario, buscando que los que ganan más contribuyan más y superar la inequidad en Colombia.

Frente a la preocupación de los empresarios por la excesiva regulación, el Mandatario recalcó que esa es una de sus prioridades, y señaló que en los 90 días que lleva su Gobierno, en cumplimiento del programa Estado Simple, Colombia Ágil, se han simplificado 50 trámites. La meta, para fin de año, es tener 100, y para agosto de 2022 haber intervenido unos 900.

En este sentido, se refirió a los que llamó “paraimpuestos”, que tienen que ver con el exceso de normas y de regulación, que también obstaculizan el crecimiento en la competitividad.

Así mismo, indicó que otra de las tareas pendientes es que las entidades del Estado estén conectadas entre sí, bajo una sola plataforma o ventanilla única que permita a los empresarios y ciudadanos realizar sus trámites de manera ágil, lo que se verá reflejado en menores costos para el desarrollo de los negocios.