Noticias 625

Saloa, corregimiento de Chimichagua, se convierte en Zona Libre de Inequidad Social

El Gobierno del Cesar adjudicó y contrató cuatro nuevas obras del Plan Integral de Desarrollo por Saloa en el municipio de Chimichagua. Una importante herramienta de gestión pública que, a través de la focalización geográfica, define un conjunto de inversiones que permitan superar la inequidad social existente entre las cabeceras municipales y las zonas rurales, en donde las condiciones de la obra pública son escasas, nulas o inexistentes.  Es así como al finalizar estas obras, Saloa se convertirá en una Zona Libre de Inequidad Social.  

En el Cesar la pobreza multidimensional para el 2021 en la zona urbana fue de 20,8% y en centros poblados rurales dispersos del 39,1%, lo que determina que las zonas rurales sufren más pobreza que las urbanas. Es aquí donde el Gobierno que lo hace mejor, conformó un equipo de trabajo que viene haciendo presencia en todos los corregimientos del departamento con el objetivo de identificar necesidades e iniciativas para que ningún centro poblado rural del Cesar se quede sin inversión de recursos.

Para el gobierno cesarense y toda la institucionalidad, eliminar los problemas sociales de una sola vez es muy complejo, pero con enfoque específico y local, se puede alcanzar.  Es así, como el Gobierno Nacional, Municipal y Departamental decidieron juntar sus esfuerzos para sacar adelante importantes proyectos de alcantarillado, aulas educativas, mejoramiento de vivienda, espacios urbanos y de movilidad, plaza central, escenarios deportivos y otros proyectos adicionales de oferta institucional que suman una inversión superior a 30 mil millones de pesos.  Además, es importante recalcar con precisión que se están adelantando en todos los sectores inversiones nunca antes desarrolladas por la entidad territorial que pronto estarán ejecutadas y materializadas en su totalidad.

Saloa es una población de pescadores ubicada a orillas de la Ciénaga de Zapatosa, el espejo de agua dulce más grande y hermoso del país. Es uno de los corregimientos más poblados del Cesar con 3.500 habitantes que sufren por múltiples necesidades sociales, entre ellas, la que más afecta a sus habitantes es el problema de malos olores y enfermedades causadas por la inexistencia del alcantarillado y la gran cantidad de aguas residuales que circulan por las calles generando muchos problemas de salubridad para la comunidad. Para resolverlo, el Gobierno del Cesar contrató la construcción del alcantarillado que ya registra un avance del 61% de ejecución, con una inversión cercana a $11 mil millones.

Por lógica constructiva, la inversión para mejorar pavimentos y movilidad en calles, sin alcantarillado no es posible y por esto, Saloa no cuenta con un metro cuadrado de pavimento urbano, con excepción de la vía departamental que lo conecta a la Ruta del Sol.  En adelante, todo será diferente, porque el Gobierno Lo Hacemos Mejor contrató la construcción de 2,8 kilómetros de vías urbanas por $6.000 millones. En el capítulo educativo, se contrató la construcción de un moderno aulario por $6.300 millones para atender a más de 300 niños por jornada. En mejoramiento de vivienda, se dio orden de ejecución a un proyecto por $1.066 millones que beneficiará a cerca de 80 familias. 

El cuarto proyecto, también recientemente contratado, cuenta con una inversión de $4.800 millones y está relacionado con espacios urbanos, plaza central y escenarios deportivos que van a permitir el desarrollo de importantes actividades culturales, turísticas y de esparcimiento.

Con estos cuatro nuevos proyectos de construcción, que ya están listos para iniciar, se espera generar cerca de 100 empleos directos que contribuyen a la reactivación económica pospandemia y se espera alcanzar principalmente la meta de sacar a los habitantes de este corregimiento de la inequidad y atraso en el que han vivido.